PREGUNTAS
FRECUENTES

RESPONDIDAS POR UN ESPECIALISTA

No debe preocuparse anticipadamente, porque la mayor parte de las masas en seno son benignas, y no necesariamente son cáncer. Sin embargo, si usted descubre un bulto una, masa en el seno o sus axilas debe ir a consulta con un especialista en mastología o cirugía de seno, quien determinará la naturaleza de esta masa.

El dolor en el seno normalmente está asociado a cambios hormonales o a los cambios que sufre el seno cada mes. Es un órgano que cada mes se prepara para lactar en caso de quedar embarazada la mujer y al no suceder esto, debe involucionar igualmente cada mes. Esto conlleva a presentar muchos cambios y alteraciones benignas como son la presencia de quistes, retención de líquido, sensibilidad extrema, entre otros, los cuales pueden ser dolorosos. En general el Cáncer de Seno no duele.

Sólo del 10% al 15% de los cánceres de seno tienen algún rasgo genético, es decir, que tienen antecedentes claros familiares, con tendencia hereditaria o una alteración genética puntual en una familia o en una persona.

Los genes mayormente implicados y más estudiados son el BRCA 1 y el BRCA 2, sin embargo, existen muchos otros genes implicados y asociados al Cáncer de Seno y a otros cánceres como son:
XXXX
XXXX

Los mamografías pueden resultar incómodas. Pero no toman mucho tiempo. Hacerse la mamografía al poco tiempo de terminar su período menstrual – entre el quinto y el decimo día de terminada la menstruación- le resultará menos incómodo. Puede que sus senos estén menos sensibles al tacto en este momento.

Si ya hay un diagnostico confirmado, usted debe acudir a su servicio médico, quienes tienen la obligación por ley de dar una cita prioritaria. Probablemente le soliciten los llamados exámenes de extensión, los cuales evalúan hasta donde ha avanzado su enfermedad.

El mastólogo (especialista de seno) debe hacer una clasificación de su tumor, denominado TNM (Tumor Ganglio Metástasis) los cuales darán un factor pronóstico y un direccionamiento hacia el tratamiento a seguir. Usted debe recibir una información clara de dicho tratamiento, de su pronóstico y de su futuro como paciente de cáncer.

No tema preguntar acerca de las dudas que nacen ante este diagnóstico, y si es necesario escríbalas para que en la siguiente cita pueda aclarar con su médico. Indague sobre los efectos secundarios de cada tratamiento ya que son completamente diferentes para cada persona y no crea necesariamente en las experiencias de otros. Existen muchos mitos y falsedades sobre la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía.

No debe desesperarse ya que existen múltiples tratamientos efectivos contra esta enfermedad y es una de las patologías más investigadas a nivel mundial, con descubrimientos constantes que aumentan las posibilidades de curación.

No existen curas milagrosas, personas inescrupulosas se lucran de la angustia y la necesidad de encontrar tratamientos rápidos y sencillos. Confíe en sus médicos y si tiene dudas consulte una segunda opinión con especialistas calificados. En la Clínica del Seno podrá obtener respuestas claras y disposición a ayudarlo si este es su caso de consulta.

La cura del Cáncer de Seno depende del estado en que se encuentre el tumor y su biología tumoral. Cada tumor se comporta distinto, y un mismo tipo de tumor se comporta de manera diferente en cada persona. Los estados llamados tempranos, es decir, tumores pequeños tienen la mayor probabilidad de curarse o de lograr un control que permite a la paciente vivir muchos años libre de su enfermedad.

Cada caso debe ser discutido con el médico especialista.

Lo primero que debe saber es que el Cáncer de Seno en general no duele. Sólo 6 de cada 100 mujeres experimentan dolor asociado al cáncer. Sin embargo, un dolor persistente debe ser evaluado por un especialista de seno. Existen otros síntomas más específicos asociados al cáncer.

Si nota cualquiera de estos síntomas durante un autoexamen del seno, visite a su médico:

Una masa o un bulto en seno o axila
Hinchazón en el seno
Irritación en la piel de los senos
Hoyuelos
Dolor persistente en el seno
Retracción del pezón (el pezón está orientado hacia adentro)
Enrojecimiento del pezón o de la piel del seno
Descamación del pezón o de la piel del seno
Secreción del pezón

Es importante que el médico examine de inmediato cualquier masa o bulto. Es posible que sea necesario hacer algunas pruebas. En algunos casos, se hace una biopsia para examinar el tejido.

No existe una regla general para realizar una protección efectiva contra el Cáncer de Seno, sin embargo, hay algunos factores que ayudan a disminuir el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Por ejemplo:

Primer embarazo a término con lactancia antes de los 20 años.
Multiparidad (varios hijos) y lactancia asociada.
Ejercicio regular y de manera constante (al menos 3 veces por semana durante 30 minutos).
Peso corporal controlado.
Dieta balanceada tipo mediterránea (rica en verduras frescas y en encurtido), frutas frescas y frutos secos (maní, marañón, pistachos, entre otros), pescados y carnes blancas, aceite de oliva y sus derivados.

Ventana estrogénica de corta duración (definida entre la edad de la primera menstruación y la edad de la menopausia)

El Cáncer de Seno puede ser encontrado o sospechado durante un examen médico, una mamografía, o una ecografía de mama (ultrasonido mamario). Sin embargo, la única manera de hacer un diagnóstico confirmado es a través del estudio de patología. Para esto se requiere tomar una muestra de la lesión sospechosa con alguno de los métodos como son: biopsia aspiración con aguja fina (servicios clinica del seno), biopsia trucut (), biopsia por vacío (), biopsia por esterotaxia, espécimen quirúrgico. El patólogo debe dar un informe claro sobre el tipo de tumor que usted tiene. Si existen dudas, pueden realizarse estudios adicionales de inmunohistoquimica.

El Cáncer de Seno recibe un tratamiento interdisciplinario. Un cirujano oncólogo mastólogo, debe idealmente guiar su tratamiento. Existen cuatro pilares en el manejo de esta enfermedad: cirugía, quimioterapia, radioterapia y hormonoterapia.

La cirugía es un tratamiento localizado en el área afectada. Busca el control de la enfermedad tanto a nivel del seno como de los ganglios. En la actualidad los procedimientos quirúrgicos tienden a conservar tanto el seno como los ganglios en la medida de lo posible.
(link para tipos de cx)

La quimioterapia es un tratamiento de tipo sistémico, orientado a controlar la enfermedad y evitar la metástasis. En la actualidad existen múltiples tratamientos altamente efectivos que han logrado tasas de sobrevida sorprendentes.

La radioterapia es un tratamiento local y complementa los resultados de la cirugía disminuyendo las probabilidades de recaída del tumor a nivel local y por lo tanto mejorando la sobrevida.

La hormonoterapia, es la más fascinante de todas las terapias, ya que lucha en el mismo terreno en el que se produce el tumor logrando el control tumoral durante largos años y disminuyendo la probabilidad de un segundo cáncer en el seno contralateral.

La combinación de estos tratamientos es lo que ha logrado mayores tasas de sobrevida en nuestros pacientes.

El Cáncer de Seno no es contagioso. De hecho, los pacientes que están en tratamiento son más susceptibles a contraer enfermedades infecciosas (gripa, varicela, rubeola, etc.) por lo tanto deben evitar las multitudes y las personas con síntomas de estas enfermedades.

El Cáncer de Seno puede estar asociado entre un 10% y 15% con algún rasgo genético, sobre todo si hay antecedentes claros de Cáncer de Seno, cáncer de ovario, cáncer de páncreas, cáncer de colon, cáncer de próstata en uno o más parientes cercanos. Se han desarrollado algunas pruebas o paneles genéticos para estudiar la predisposición que tenga una persona a desarrollar alguno de estos cánceres.

Estas pruebas estudian los genes de cada persona y determinan si existen alteraciones en sus genes que conlleven riesgo para desarrollar alguno de estos cánceres o de otros. Hay disponibles múltiples plataformas genéticas en la actualidad para evaluar dicha probabilidad.

Esta prueba debe ser solicitada por el médico tratante o debe ser enviado a una consultoría genética para recibir la asesoría pertinente en cada caso.